Mi foto
Palau Solità i Plegamans, Barcelona, Spain
Licenciada en Psicologia (UAB, 2002). Máster en Comunicación Empresarial (2.008). Terapeuta en EMDR, PNL y Psicologia Sistémica Familiar. Facilitadora de Constelaciones Familiares, Terapeuta en Flores de Bach, Técnica Metamórfica y Kinegenealogía.

martes, 27 de enero de 2009

CUANDO NOS DESBORDAN LOS PENSAMIENTOS

“Llegas a casa después de un día difícil. Ha habido algunos problemas en el trabajo y, aunque parece que todo está solucionado, no eres capaz de olvidar lo sucedido. Se te ocurren un montón de cosas que tenías que haber dicho en esa reunión y no dijiste. La sensación de haber cometido algún error te pone nervioso y tienes miedo de quedar mal ante tu socio o superior. Repasas mentalmente una y otra vez todo lo sucedido, cada palabra dicha, cada decisión tomada; encuentras fallos, analizas, recuerdas una frase concreta y te preguntas qué quiso decir realmente uno de tus compañeros con eso. Al final el cansancio te puede, y decides ver un rato la tele y no pensar más en eso por el momento, pero llega la hora de dormir y, mientras estás en la cama, empiezas de nuevo a darle vueltas y vueltas al mismo tema, incansablemente. Se te ha quitado el sueño y te mueves inquieto en la cama. Tal vez en ese momento empieces a preocuparte también por ese insomnio que hará que no estés despejado a la mañana siguiente. Deseas dormir, olvidar, dejar de torturarte y hundirte en un sueño profundo... Pero parece tan difícil....”


Ciertamente hay épocas de nuestra vida en que nos desbordan nuestros pensamientos.
Lo importante es que reconozcamos y abordemos desde los primeros síntomas ese momento para que no se prolongue demasiado en el tiempo y la ansiedad resultante acabe por “apoderarse” de nosotros.


¿Cómo librarse de obsesiones y preocupaciones insistentes?

Ciertamente no es una tarea fácil. Requiere tiempo, paciencia y constancia.
No podemos pretender controlar algo tan automatizado como nuestros pensamientos de la noche al día. Como casi todo en esta vida es un proceso que requiere entrenamiento y constancia.

Las técnicas de reestructuración cognitiva se centran en trabajar los pensamientos “no productivos o poco funcionales” y en líneas generales proponen algunos pasos que resultan muy útiles ante los primeros “síntomas” de pensamientos recurrentes:

1º. Cada vez que aparezca un pensamiento poco funcional “acorrálalo” - ponle una etiqueta: “preocupación absurda u obsesión irracional”.

2º. Acepta esos pensamientos “incontrolables”, no intentes combatirlos. Este es el primer paso para hacer que algo INCONTROLABLE empiece a ser CONTROLABLE.

Deja que esos pensamientos prosigan libremente. No los juzgues ni los analices, de este modo les restarás fuerza e importancia. En este momento habrás decidido libremente que esos pensamientos forman parte de ti y progresivamente irás aumentando tu dominio sobre ellos sometiéndolos a tu voluntad.

Ridiculízalos, simplifícalos, ríete de ti mismo…

3º. En los momentos en que estos interfieran en tu vida: busca distractores (si no te dejan dormir, busca otros pensamientos que no tengan nada que ver: imágenes de paisajes, imágenes de colores, canciones, etc.

4º. Empieza a cambiarlos:

- Reflexiona sobre tus pensamientos: ¿Qué te aportan?, ¿Cómo te sientes?
- Propón alternativas antagonistas (más positivas).
- Cambia las escenas recurrentes: si te ves a ti mismo “fracasando” cambia cosas de esa escena, imagina que ese fracaso te conduce a una nueva oportunidad, imagina un triunfo y saborea la satisfacción del mismo…

Si en un tiempo prudencial sigues sintiéndote desbordado, acude a un profesional. No te sientas fracasado, sencillamente hay situaciones que no podemos afrontar solos: “somos seres sociales”.

Tú eres lo más importante y solicitar ayuda es lo más sensato y eficaz para retomar tu equilibrio y bienestar cuando antes: la vida es demasiado corta para sufrir sin necesidad.

Son muchos y variados los trastornos de ansiedad actualmente reconocidos en el DSM-IV (libro diagnóstico de las enfermedades de origen mental). Hay una buena noticia: tienen tratamiento y las mejoras son rápidas y muy significativas.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo [TOC], o el trastorno obsesivo de la personalidad (OCD), por ejemplo, son dos tipos de trastornos de ansiedad que en la actualidad afectan a más de un millón y medio de personas solo en España.

La mayoría tarda una media de 9 años en ir por primera vez al médico, lo cual dificulta enormemente su tratamiento.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) se define como la presencia de obsesiones y/o compulsiones repetidas y suficientemente graves para causar un malestar intenso e interferir en la vida cotidiana de la persona, es decir, en su entorno laboral, en sus relaciones y actividades sociales y en su rutina personal.

(Encontrarás más información en la sección APUNTES)

Detectar y tratar este tipo de trastornos es el primer paso para alcanzar un nuevo bienestar.

¡¡ Feliz semana a todos !!

1 comentario:

Lito dijo...

Hola a todos criaturicas.
Rebeca: ¡¡eres más apañada que los euros!! ja...ja... ¡Que bueno que estés con nosotros!
Es de agradecer tu dedicación y ganas de hacer las cosas; tremendo lo tuyo.
Es muy acertada la información que adjuntas; estoy deseando leerme lo de la hipnosis; hum...¿y si lo pongo en práctica con mi vecina? ja,ja...
Bueno "people" feliz salchichón, digo... feliz finde a todos...