Mi foto
Palau Solità i Plegamans, Barcelona, Spain
Licenciada en Psicologia (UAB, 2002). Máster en Comunicación Empresarial (2.008). Terapeuta en EMDR, PNL y Psicologia Sistémica Familiar. Facilitadora de Constelaciones Familiares, Terapeuta en Flores de Bach, Técnica Metamórfica y Kinegenealogía.

domingo, 30 de agosto de 2009

VIAJAR: Un reencuentro con nosotros mismos.


Vayamos donde vayamos, cada viaje empieza y acaba en cada uno de nosotros: empieza en el mismo instante en que empezamos a pensar en nuestro destino y nos acompaña infinitamente en nuestro recuerdo.
Cuando nos vamos, la experiencia NO TERMINA: una parte de nosotros se queda en ese lugar y un poco de ese lugar queda vivo en nosotros para siempre.

No sólo descubrimos lugares desconocidos, también nos descubrimos a nosotros mismos en esos lugares y ocurren cosas maravillosas:

1. Recuperamos nuestra capacidad de sorpresa y de asombro ante lo novedoso, volvemos a ser niños de nuevo y aquello que nos sorprende nos habla de nosotros y solo nosotros podemos entender qué nos evoca y por qué es importante en ese momento de nuestras vidas: un paisaje, una persona, una bella casa...

2. Cuando viajamos, vayamos donde vayamos, tenemos la oportunidad de dejar atrás nuestro dia a dia y mirarlo desde lejos: desde otro lugar, desde otras lentes, desde otras costumbres y creencias.
Entonces sobrecogidos, tratamos de entender porque todo nos parece tan complicado si en esencia es tan sencillo... y paradójicamente inmersos en esta profunda y agotadora reflexión empezamos a extrañar nuestro lugar, nuestra comida, nuestras cosas, y a sobre_valorar y re-significar las piezas que componen ese rompecabezas que es nuestra vida... y es que no podemos sino ser fieles a nosotros mismos...

¿Qué te ha sorprendido en tu ultimo viaje?
¿Qué has extrañado?
¿Qué has aprendido?
Como dice Fernando Pessoa:

"Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos".

(Poeta portugués 1888 - 1935)

------------------------------------------------
Desde aqui un besazo a todos los "viajeros" con los que compartí mi último viaje: personas que me han sorprendido por su maravillosa esencia y con los que he compartido momentos únicos que ya forman parte de nuestra historia para siempre.