Mi foto
Palau Solità i Plegamans, Barcelona, Spain
Licenciada en Psicologia (UAB, 2002). Máster en Comunicación Empresarial (2.008). Terapeuta en EMDR, PNL y Psicologia Sistémica Familiar. Facilitadora de Constelaciones Familiares, Terapeuta en Flores de Bach, Técnica Metamórfica y Kinegenealogía.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

EL SIGNIFICADO DE LA ENFERMEDAD

Para el psicólogo Thorwald Dethlefsen y el médico Rüdiger Dahlke, autores del libro: “LA ENFERMEDAD COMO CAMINO”, no hay una diversidad de enfermedades curables solo una pérdida del equilibrio emocional del individuo.

El cuerpo en sí mismo nunca está enfermo ni sano:
en él únicamente se manifiestan las informaciones de la mente.

Las enfermedades son pues el resultado de la interpretación que hace nuestro cuerpo de los conflictos emocionales internos que reproducimos a nivel mental en forma de diálogos o imàgenes recurrentes.

Según estos autores, aquello que nos decimos o nos preocupa, aquello que nos imaginamos o aquellos recuerdos que nos asaltan de manera constante pueden llegar a ser el origen de una enfermedad.

Estos procesos “tóxicos” pueden ser tanto conscientes como inconscientes: el objetivo es detectarlos para actuar en pro de recobrar un equilibrio más saludable y vencer la enfermedad.

Enfermar nos hace “parar”, recorganizar nuestros valores y permitirnos un tiempo para la reflexión y el cambio.

Enfermedad y salud son conceptos en singular, no en plural: se refieren a un estado del ser humano y no a órganos o partes del cuerpo.

El cuerpo no hace nada por sí mismo. Para comprobarlo, basta ver un cadáver.

Todo lo que ocurre en el cuerpo de un ser viviente es la expresión de una información: Cuando el pulso y el corazón siguen un ritmo determinado, la temperatura corporal mantiene un nivel constante, las glándulas segregan hormonas y en el organismo se forman anticuerpos, estas funciones no pueden explicarse por la materia en sí, sino que dependen de una información concreta, cuyo punto de partida es la mente.

El cuerpo es el escenario en el que se representan las ideas e imágenes de la conciencia. Por tanto, si una persona sufre un desequilibrio en su conciencia, ello se manifestará en su cuerpo en forma de síntoma. (¡En la representación de una tragedia, lo trágico no es el escenario sino la obra!)

¿Qué significa una determinada enfermedad?

Muchos otros autores han empezado a trabajar desde esta idea y existen estudios que asocian determinados cuadros clínicos con cuadros emocionales de origen similar.

Cada órgano de nuestro cuerpo, cada sistema, tiene una determinada función y esta determina sus atributos a nivel psíquico. Así pues si a nivel mental sufrimos un desequilibrio paralelo a una de estas funciones el cuerpo lo manifiesta “enfermando” (perdiendo su equilibrio energético) sobre el órgano o sistema con función paralela a nuestro conflicto.

Por ejemplo, las extremidades superiores, brazos, hombros... etc cumplen una funciones de alcanzar, manipular, etc. Si ha nivel emocional sufrimos un conflicto en esta línea (“no alcanzamos el trabajo deseado”, “no logramos la relación que nos gustaria” etc) esta frustración puede llegar a traducirse en dolor o molestia en la zona pudiendo incluso desarrollarse algún tipo de lesión o tumor en función de la intensidad con que se vive la misma.

Este ejemplo podria hacerse extensible a cualquier otra parte del cuerpo.

Existe ya bastante bibliografia acerca del significado “psiquico” de muchas enfermedades. Por no extenderme demasiado os indico algunas fuentes (si teneis cualquier duda me podeis preguntar).
La primera que os invitaria a leer es la de este libro: LA ENFERMEDAD COMO CAMINO que encontrareis on_line y de manera gratuita en el link que os he puesto.

El Dr. Hammer, más conocido como el “padre de la nueva medicina” és otro de los autores más destacados dentro del panorama actual en este campo. Como médico especialista en Oncologia dispone incluso de un método de trabajo que parte de este punto para superar diversos tipos de càncer según su origen sin necesidad de las agresivas técnicas actuales (quimio o radioterapia).
Os invito a ver este video y a que saqueis vuestras propias conclusiones: VIDEO.

Caroline Myss en su libro “ANATOMÍA DEL ESPIRITU” también se refiere a esta linea de trabajo aunque desde una vertiente más energética. Es muy didàctica la relación que hace entre chackras, órganos, y conflictos emocionales y sorprendentemente acorde con los autores anteriores con los que nada tiene que ver.

Alejandro Cuellar, con quien tuve la oportunidad de formarme este verano trabaja también en España el origen y curación de la enfermedad a través de la PNL con resultados extraordinarios.

Quizá es hora de empezar a plantearnos una nueva medicina que no solo “elimine el síntoma molesto o perturbador” con un tratamiento sobre lo físico...

Que tal una medicina que trate el origen del síntoma y nos ayude a encontrar el verdadero sentido de la enfermedad para sanar...

¿Qué opinas?

domingo, 30 de agosto de 2009

VIAJAR: Un reencuentro con nosotros mismos.


Vayamos donde vayamos, cada viaje empieza y acaba en cada uno de nosotros: empieza en el mismo instante en que empezamos a pensar en nuestro destino y nos acompaña infinitamente en nuestro recuerdo.
Cuando nos vamos, la experiencia NO TERMINA: una parte de nosotros se queda en ese lugar y un poco de ese lugar queda vivo en nosotros para siempre.

No sólo descubrimos lugares desconocidos, también nos descubrimos a nosotros mismos en esos lugares y ocurren cosas maravillosas:

1. Recuperamos nuestra capacidad de sorpresa y de asombro ante lo novedoso, volvemos a ser niños de nuevo y aquello que nos sorprende nos habla de nosotros y solo nosotros podemos entender qué nos evoca y por qué es importante en ese momento de nuestras vidas: un paisaje, una persona, una bella casa...

2. Cuando viajamos, vayamos donde vayamos, tenemos la oportunidad de dejar atrás nuestro dia a dia y mirarlo desde lejos: desde otro lugar, desde otras lentes, desde otras costumbres y creencias.
Entonces sobrecogidos, tratamos de entender porque todo nos parece tan complicado si en esencia es tan sencillo... y paradójicamente inmersos en esta profunda y agotadora reflexión empezamos a extrañar nuestro lugar, nuestra comida, nuestras cosas, y a sobre_valorar y re-significar las piezas que componen ese rompecabezas que es nuestra vida... y es que no podemos sino ser fieles a nosotros mismos...

¿Qué te ha sorprendido en tu ultimo viaje?
¿Qué has extrañado?
¿Qué has aprendido?
Como dice Fernando Pessoa:

"Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos".

(Poeta portugués 1888 - 1935)

------------------------------------------------
Desde aqui un besazo a todos los "viajeros" con los que compartí mi último viaje: personas que me han sorprendido por su maravillosa esencia y con los que he compartido momentos únicos que ya forman parte de nuestra historia para siempre.

jueves, 30 de julio de 2009

EJERCICIOS DE RISOTERAPIA


La asociación entre "risa y buena salud" es muy antigua y conocida.
SONREIR es el recurso más útil y eficaz para relajar tensiones, estrechar relaciones y acercar posiciones entre personas.
Además:

Favorece el equilibrio emocional generando una actitud positiva y estimulante.

Ayuda a encontrarnos mejor con nosotros mismos y con los demás mejorando las relaciones humanas y nuestra CALIDAD DE VIDA.

Desarrolla nuestra imaginación, intuición y creatividad
Refuerza la seguridad en uno mismo, así como su autoestima.

Actua muy positivamente sobre TODA nuestra fisiologia: previene problemas digestivos, migrañas, problemas cardiovascules, arteriosclerosis, alergias, resfriados comunes, fatiga física y mental, insomnios, fortalece el sistema inmunológico…

SONREIR es pues un complemento ideal para nuestro bienestar tanto físico como mental: recupera la alegría e inocencia del niño que todos llevamos dentro.

Es tiempo de vacaciones, de disfrutar y de SONREIR!!

Con este artículo queremos proponerte algunas ideas para que HAGAS TUYO EL HÁBITO DE SONREIR SIEMPRE QUE PUEDAS:

1. SALUDOS CON CHISPA!
Habitualmente cuando me preguntan al saludarme "¿Cómo estás?" acostumbro a contestar con una sonrisa en los labios: "Estoy viva, estoy bien!" - Me lo enseño una anciana de Jasenica (Bosnia) superviviente de varias guerras en los Balcanes. En otras ocasiones si me preguntan "¿Cómo estas?" respondo "como Rafael en sus canciones, ¡de escándalo!".

Saludar con una pincelada de humor facilita un encuentro positivo y agradable que nos hace sentir genial!!

Piensa en un momento como sueles responder a esta cotidiana pregunta y busca tu formula personal para sentirte bien.

2. INCONGRUENCIA y HUMOR.
El humor se desencadena al asociar dentro de un mismo contexto dos ideas incongruentes entre si. Por ejemplo:
"Dejar de fumar es facilísimo! Yo ya lo he logrado más de 10 veces!
(Mark Twain).

Se trata pues de 1ºEncaminar el pensamiento en una dirección y 2º darle un sentido inesperado:
Ejemplo: "Una marido le pregunta a su mujer: Cariño, si te tocasen 100 millones ¿me dejarías de querer? No cielo, pero te echaria mucho de menos!"

o buscar situaciones que violen las reglas lógicas o las costumbres aceptadas socialmente:

Ejemplo: "El medico al paciente: <>.

Tras esta breve explicación te invitamos a poner en marcha tu imaginación y creatividad para construir tus propias situaciones de humor:

¡Observa a tu alrededor, sácale "chispa" a todo lo que se te ocurra, dale la vuelta a los problemas y SONRIE!
Para que hagas boca un monólogo que parte de lo más simple para hacerte reir:


Aprovecha estas vacaciones para pasarlo en GRANDE y no perder una sola oportunidad de SONREIR:
Por ti, por tu bienestar, por tu salud.

Un abrazo y ¡FELICES VACACIONES A TODOS!

(PSICOBLOG VUELVE A FINALES DE AGOSTO)

miércoles, 8 de julio de 2009

ABRÁZAME!

Sin importar de dónde es o cuánto tiene, todos los seres humanos necesitamos del contacto físico con otras personas.

Abrazar es una grandiosa medicina. Transfiere energía, y da a la persona que es abrazada un estímulo emocional.

La piel es el organo mas grande que tenemos y necesita mucho cariño. Un abrazo puede cubrir una gran parte de la piel y da el masaje que necesitas.

El abrazo es tambien, una forma de comunicarse: Más que probada está su utilidad en todas aquellas situaciones en que sobran las palabras o no logramos encontrar las adecuadas.

Este maravilloso lenguaje que no conoce de idiomas, que comunica desde la diversidad y sin distinciones, transmite con una alta eficacia las emociones que experimenta nuestro cuerpo y, que nuestros sentimientos quieren transmitir.

Otro maravillosa característica de un abrazo es que no puedes dar uno sin recibir otro en el mismo momento.

Los abrazos no conocen los límites del tiempo y el espacio. No tienen plazo de caducidad, pues basta con cerrar los ojos y evocar "aquel" maravilloso momento: aquel abrazo de tu madre, de tu padre, de un hermano, un amigo, tu pareja o un desconocido para poder revivir plenamente la sensación de aquel momento.

Se habla de un número específico de abrazos diarios para mantener el equilibrio emocional: sea esto cierto o no, el hecho es que un abrazo es mucho más que un mero contacto físico, constituye un recurso importante de la expresión no verbal y hasta se le atribuye poder curativo.

Según Kathleen Keating, autora del libro “LA TERAPIA DEL ABRAZO”,

el abrazo no sólo es agradable, sino que

ahuyenta la soledad,

aquieta los miedos,

abre la puerta a los sentimientos,

fortalece nuestra autoestima (“¡ Caray ! Quiere abrazarme a mí!”),

fomenta nuestro altruismo (no puedo creerlo, pero quiero abrazar a esa persona!),
demora el envejecimiento (los abrazantes se mantienen jóvenes por más tiempo)

y
ayudan a controlar el apetito
(y es que “no solo de pan vive el hombre”: también necesitamos del afecto y la energía que fluye entre las personas: es una vitamina esencial).

Por otro lado, expertos en ABRAZOTERAPIA disponen de estudios que demuestran que los abrazos producen una sensación de bienestar que puede reducir la presión arterial, la ansiedad, el estrés y la depresión.
Otro estudio que os adjunto habla de lo beneficioso de las los abrazos para la salud de la mujer.

Asimismo, se ha descubierto que el abrazo hace que nuestro cuerpo libere endorfinas. Las endorfinas son las conocidas “hormonas de la felicidad”: liberadas por el cerebro humano que ayudan a elevar el umbral del dolor, aumentan la sensación de placer y felicidad e, incluso, retardan la sensación de fatiga en una situación de esfuerzo físico.

Fijaros que sabia es la naturaleza que nos cura actos tan sencillos como este para sentirnos mejor. Artículo EL ABRAZO DEL RESCATE

¿Cuántos abrazos has compartido hoy?.
¿A qué esperas?
Igual este video de la organización ABRAZOS GRATIS
(cuya historia te invito a leer en su link)
te inspira
(he escogido una versión española de este movimiento mundial):

VIDEO

¡¡FELIZ SEMANA A TODOS!!

jueves, 2 de julio de 2009

EL ARTE DE ESCUCHAR


Si proximamente iniciais cualquier curso de comunicación comprobareis que la primera sesión suele dirigirse LA ESCUCHA ACTIVA.

Escuchar activamente se refiere a la habilidad de ser conscientes de aquello que nos dicen y demostrar a nuestro interlocutor que recibimos y comprendemos su mensaje: todo un arte.

Escuchar activamente supone ATENCIÓN y SILENCIO.

Estas dos características aparentemente sencillas se complican cuando añado:

“ESCUCHAR ACTIVAMENTE SUPONE ESTAR PSICOLÓGICAMENTE PRESENTES”.

Más o menos todo el mundo sabe callar y asentir con cordialidad pero...


¿Cuantas veces (sobretodo en conflictos, desacuerdos o conversaciones tensas) estamos más ocupados pensando en qué le contestaremos al otro cuando acabe su turno que en lo que está diciendo?

Tenemos prisa por hablar y hablar.

Hablar nos hace sentir importantes y valiosos,
refuerza nuestra autoestima,
pero también nos hace sentir así conversar con alguien que nos escucha, nos atiende y nos entiende por lo que saber escuchar hace que nos valoren muy positivamente.


En este sentido un primer consejo seria intentar no perder un solo detalle de aquello que os estén contando: todos vuestros sentidos deben estar en ese momento únicamente con la otra persona.

RESULTADOS:

Conversaciones mucho más agradables y fructíferas
y
MAGIA: ¡Muchos conflictos que se resuelven solos!

¿Por qué?

** ATIENDO y ENTIENDO (Empatizo)

** La persona se siente ATENDIDA y ENTENDIDA

...por lo que...


** La conversación fluye agradablemente

además

** Recojo argumentos objetivos (según su propio punto de vista) acerca de la opinión del otro.

Fijaros que cualquier discurso que se precie reúne como mínimo tres características:

CORTO – CONCRETO y ARGUMENTADO.

Nos nos convencen aquellos que generalizan o se van por las ramas contandónos cosas totalmente irrelevantes:

nos convecen quienes son capaces de transmitir un mensaje claro con la seguridad de unas pocas palabras bien argumentadas.

Siempre recuerdo aquella frase de:

“Procura que tus palabras sean mejores que el silencio”.

Esta semana os propongo un poco más de silencio en vuestro interior:

Os asombrará lo que llegaréis a oir: lo que llegais a entender sobre vosotros mismos y sobre los de vuestro entorno.

¡¡Feliz semana a todos!!

martes, 16 de junio de 2009

ADVERSIDAD Y SUPERACION


Una hija se quejaba a su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida.

Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir sin decir palabra. La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un bol. Sacó los huevos y los colocó en otro bol. Coló el café y lo puso en un tercer bol.

Mirando a su hija le dijo:

- Hija, ¿qué ves?-

Zanahorias, huevos y café, fue su respuesta.
La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó:- ¿Qué significa esto, padre?

El le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura. Pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil. Su cáscara fina protegía su interior líquido. Pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido.

Los granos de café sin embargo eran únicos. Después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.

- ¿Cual eres tú?, le preguntó a su hija. Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?.

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?.

Hoy te lo pregunto yo a ti...

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?.

¿Eres un huevo.... Poseías un espíritu fluido, pero la vida te has vuelto duro y rígido?.

¿O eres como un grano de café?. Haces tuyas las circumstancias que te causan dolor sacando lo mejor de ti.

¡Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor!.

¿Cómo manejas la adversidad?. ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?.

...Piénsalo...

¿Lo que hago, le da sentido a mi "Ser"?, o ¿Lo que soy, le da sentido a lo que hago?

... TÚ SI PUEDES ESCOGER QUÉ QUIERES SER: zanahoria, huevo o café
¡¡FELIZ SEMANA A TODOS!!

jueves, 4 de junio de 2009

CUIDADORES: Poned limites a vuestro amor...


El 24 por ciento de la población total presenta algún grado de dependencia.

No hay domingos ni festivos. No hay descanso para quien ha asumido la responsabilidad del cuidado de un familiar en estado grave y crónico por mucho que haya momentos en que otras personas la sustituyan en esta tarea:

…La actividad se mantiene siempre presente en el pensamiento del cuidador…

Este amor y dedicación incondicional y permanente ponen en peligro la salud del cuidador quien con el tiempo acabará por no poder desarrollar esta loable labor.

…Es necesario pues poner límites a nuestro amor…

Tan importante es cuidar de quién más nos necesita como cuidar de nosotros mismos ya que de nuestra salud y equilibro depende la atención al ser querido que tanto requiere de nosotros.

EL SINDROME DEL CUIDADOR

Se estima que uno de cada tres cuidadores desarrolla síntomas tales como aislamiento, tristeza, irritabilidad y sentimientos de culpa que pueden derivar en depresión, trastornos de ansiedad y otros muchos problemas de salud.

El 65% de los familiares que cuidan directamente a un enfermo sufrirán algunos de estos síntomas llegando el 20% a desarrollar un cuadro intenso conocido como "SINDROME DEL CUIDADOR”, enfermedad por el que algunas personas llegan incluso a perder su vida.

El síndrome del cuidador fue descrito por primera vez en Estados Unidos
en 1974 y consiste en un profundo desgaste emocional y físico que experimenta la persona que convive y cuida a un enfermo crónico incurable.


Se considera producido por el estrés continuado de tipo crónico en un batallar diario contra la enfermedad con tareas monótonas y repetitivas, con sensación de falta de control sobre el resultado final de esta labor, y que puede agotar las reservas psicofísicas del cuidador.

PROPUESTAS UTILES PARA EL CUIDADOR

1. No olvidarse de sí mismo, poniéndose siempre en segundo lugar. El "autosacrificio total" no tiene sentido.

2. Pedir ayuda personal al detectar estos signos, no ocultarlos por miedo a asumir que "se está al límite de sus fuerzas" ni tampoco por culpa de no ser un super-cuidador. No temer acudir a un profesional (psiquiatra o psicólogo) y a grupos de auto-ayuda

3. Solicitar información y formación adecuada sobre aspectos médicos de la enfermedad (evolución futura, previsión de complicaciones, medicación) y conocimientos prácticos para enfrentar los problemas derivados tales como nutrición, higiene, adaptación del hogar, movilizaciones del paciente, etc. Todo ello incrementa el sentimiento de control y de eficacia personal.

4. No mantener expectativas irreales ("El enfermo no va a empeorar más de lo que está"), ni tampoco ideas omnipotentes sobre uno ("Voy a solucionar todos los problemas yo sólo", “Soy el único que puede cuidarlo bien”).

5. Ser capaz de delegar tareas en otros familiares o personal contratado (sanitario o del hogar). No creerse imprescindible.

6. Mantenerse automotivado a largo plazo, auto reforzarse en los éxitos, felicitándose a sí mismo por todo lo bueno que va haciendo. No fijarse sólo en las deficiencias y fallos que se tengan.

7. Cuidar especialmente los propios descansos y la propia alimentación: parar 10 minutos cada dos horas, dormir las horas suficientes y mantener una dieta adecuada.

8. Tomarse cada día una hora para realizar los asuntos propios. Asimismo permitirse un merecido descanso diario o semanal, fuera del contacto directo con el enfermo.

9. Realizar ejercicio físico todos los días (relaja: nos ayuda a purificar cuerpo y mente.)

10. Evitar el aislamiento: obligarse a mantener el contacto con amigos y otros familiares. Salir de la casa con otras personas, no quedarse "enclaustrado". Los vínculos afectivos cálidos amortiguan el estrés.

11. Saber poner límite a las demandas excesivas del paciente; hay que saber decir NO, sin sentirse culpable por ello (asertividad).

12. Expresar abiertamente a otros las frustraciones, temores o propios resentimientos, es un escape emocional siempre beneficioso.

13. Planificar las actividades de la semana y del día. Establecer prioridades de tareas, diferenciando lo urgente de lo importante. Decidir qué cosas no va a poder realizarlas con bastante probabilidad. La falta de tiempo es una de las primeras causas de agobio.

14. Promocionar la independencia del paciente. No debe realizar el cuidador lo que el enfermo pueda hacer por sí mismo, aunque lo haga lento o mal.

15. Usar, en la medida de lo posible, Centros de día, Residencias de respiro temporal, o Personal contratado de asistencia domiciliaria.

16. El enfermo además de cuidados básicos - alimentación, limpieza y medicación- precisa tranquilidad y mucho afecto, por ello el cuidador debe ayudarse a sí mismo a sentir la ilusión por vivir, cada instante de su vida, así podrá transmitir alegría y serenidad al enfermo.

No escatimes en palabras amorosas, besos y caricias: llenarán el recuerdo de tu comportamiento con esa persona enferma.

17. Sé sincero y realista. Permítete sentir miedo a la muerte, pero no consientas que te bloquee o paralice. La asunción de la muerte sirve para ayudarnos a ser cautos, responsables y amantes de nuestras vidas. El enfermo nos recuerda cada minuto que la vida tiene un fin, y que es ineludible.

18. Tu vida ha sufrido cambios, pero sigues siendo protagonista de ella: no prescindas de todo aquello que te hace feliz.

Agradece cada día el poder desarrollar esta encomiable labor y enriquécete de la experiencia que supone sin dejar de vivir.

A todos aquellos cuidadores/as que leeis este blog os recomiendo el libro LA RUEDA DE LA VIDA de Elisaberth Kübler-Ross, un libro sincero, conmovedor y ameno sobre la vida, la muerte y la enfermedad de la mano de una de las personas con mayor sensibilidad y experiencia en este ámbito.

¡¡ Feliz semana a todos !!

miércoles, 27 de mayo de 2009

LAS CLAVES DEL TALENTO: PSICOLOGIA POSITIVA = CREATIVIDAD

Experimentar emociones positivas es siempre algo agradable y placentero a corto plazo; además, prepara a los individuos para afrontar circunstancias difíciles favoreciendo formas de pensar que amplían el rango de respuestas posibles.

La alegría, por ejemplo, anima a ser creativo y ello permite el desarrollo y entrenamiento de habilidades físicas (fuerza, resistencia, precisión), de habilidades psicológicas e intelectuales (comprensión de normas, memoria, autocontrol) y de habilidades sociales necesarias para el establecimiento de relaciones de amistad y de apoyo.

Las emociones positivas mejoran la forma de pensar

Muchas investigaciones han demostrado que el optimismo se relaciona con una organización cognitiva más abierta, flexible y compleja, y con la habilidad de integrar distintos tipos de información.

El resultado de esta forma de pensar hace más creativa la solución de problemas y más acertados y sensatos los juicios y la toma de decisiones.

Otros experimentos muestran que los estados positivos inducidos, bien fuera viendo una comedia o recibiendo un pequeño regalo, facilitan la solución creativa de problemas. Concretamente parecen incrementar las asociaciones novedosas, no previsibles, y las combinaciones inusuales de elementos.

En definitiva, las emociones positivas facilitan la puesta en marcha de patrones de pensamiento receptivos, flexibles e integradores que favorecen la emisión de respuestas novedosas.

Seria difícil imaginar a Miguel Ángel cabreado mientras pintaba la Capilla Sixtina, a Newton iracundo debajo del manzano, a Edison, Marie Curie, Pasteur o Einstein… deprimidos en sus laboratorios…

Por el contrario, es fácil imaginarles pensando posibilidades y alternativas, combinando elementos a priori imposibles, absortos en su tarea, emocionados contemplando sus avances hacia una meta deseada y llena de significado para ellos.

Todos estos genios tenían sin duda algo en común: resiliencia y positividad, la ecuación perfecta del talento y la creatividad.

¿Te apuntas al éxito?

¡¡Feliz semana a todos!!

martes, 12 de mayo de 2009

LAS 10 CLAVES DE LA FELICIDAD



Los investigadores llevan más de 70 años estudiando a la gente feliz y a la que no lo es, y parecen haber identificado los factores que determinan esta condición.


Aquí presentamos los “TOP 10”: RIQUEZA, AMBICION, INTELIGENCIA, GENETICA, BELLEZA, AMISTAD, MATRIMONIO, FE, CARIDAD, EDAD


VIDEO (9 min)


Saca tus propias conclusiones: Ser feliz es menos difícil de lo que piensas.


1. Riqueza: El dinero contribuye a la felicidad hasta cierto punto, pero cuando uno cuenta con casa, vestido y sustento va perdiendo importancia. Los científicos han observado que, en general, la gente más rica es más feliz; sin embargo, la relación entre dinero y felicidad es compleja.


En los últimos 50 años, el ingreso promedio aumentó mucho en los países industrializados, no así los niveles de felicidad.


Al parecer, una vez satisfechas las necesidades básicas, él dinero proporciona más dicha sólo si uno tiene más que los amigos, los vecinos y los colegas… Es decir, si somos más ricos que el resto, nos sentimos más felices…


2. Ambición: ¿Cuántas cosas necesita uno tener para ser feliz? En los años 80, el profesor canadiense Alex Michalos pidió a 18.000 estudiantes universitarios de 39 países que midieran su felicidad en una escala numérica e indicaran cuán cerca estaban de poseer todo lo que querían. Aquellos cuyas aspiraciones - no sólo de dinero, sino de amigos, familia, trabajo, salud, etc.- superaban por mucho lo que ya tenían, tendían a ser menos felices que los que percibían una diferencia menor. El tamaño de la brecha resultó ser un indicador de felicidad unas cinco veces mejor que el volumen de ingresos. Así pues, a más ambiciones que logros o pertenencias menos felicidad. Habrá que aprender a valorar lo que tenemos y a medir nuestras aspiraciones...

Este quizá explique por qué mucha gente no se siente más feliz a medida que va aumentando el sueldo. En vez de satisfacer nuestros deseos, muchos simplemente deseamos más. En encuentas realizadas en Estados Unidos por la empresa Roper en los últimos 20 años, se pidió a los participantes hacer una lista de los bienes materiales que consideraban importantes para tener "una buena vida". Los investigadores descubrieron que cuanto más tenía la gente, más larga era la lista. Al parecer, "la buena vida" se mantenía siempre fuera de su alcance.

3. Inteligencia: Aunque se han hecho pocos estudios para averiguar si la gente más lista es más feliz, todo indica que la inteligencia "clasica" (el QI de toda la vida) no influye directamente en la felicidad, aunque la "inteligencia social" si podría ser un factor importante al facilitarnos relaciones más satisfactorias con los demás.


4. Genética: ¿Es innata la felicidad? David Lykken, genetista conductural de la Universidad de Minnesota, cree que la mitad de nuestra sensación de bienestar depende de lo que estamos viviendo en determinado momento, y la otra mitad de un nivel fijo de felicidad que está determinado genéticamente aunque esta herencia no es más que una predisposición a un tipo de pensamiento positivo y optimista por lo que siempre está en nuestra mano poder darle la vuelta a ese porcentaje.


5. Belleza: El rumor es cierto: la gente bella es más feliz. Cuando de Diener pidió a unas personas que evaluaran su propio aspecto físico, observó un "efecto leve pero positivo del atractivo físico en el bienestar subjetivo". Es una variable directamente relacionada con nuestra autoestima, así que no lo dude: “Usted puede aprovechar el efecto benéfico que la belleza le da a su ego aunque no tenga un físico enviadiable; sólo tiene que estar convencido de que luce de maravilla!!”


6. Amistad: La intensidad de nuestras relaciones y el tiempo que se pasa con los seres queridos es un factor absolutamente determinante en nuestra felicidad, todos los estudios apuntan a ello. Los que tienen más amistades y los que tienen pareja están más contentos en todos los sitios y lugares del planeta a pesar de los inconvenientes o falta de recursos del entorno.


7. Matrimonio: Según una revisión de informes de 42 países llevada a cabo por unos investigadores estadounidenses, las personas casadas suelen ser más felices que las solteras. La diferencia es pequeña, pero plantea una duda interesante: ¿el matrimonio lo hace a uno feliz, o simplemente la gente feliz tiene mayor disposición a casarse?


Las dos cosas pueden ser ciertas. En un estudio de 15 años realizado con más de 30,000 alemanes, Diener y sus colegas observaron que la gente feliz tendía más a casarse y a permanecer casada.


Los estudios indican que la unión libre no brinda los mismos beneficios. "Sospecho que a las parejas que viven en unión libre les falta la seguridad que da el acta matrimonial, y por eso no se sienten tan felices", dice Andrew Oswald, "Sabemos, por todos los datos con que contamos, que la inseguridad es nociva para los seres humanos".


8. Fé: De las docenas de estudios que se han realizado sobre religión y felicidad, la gran mayoría han encontrado una relación positiva entre ambas.


Creer en que existe una vida después de la muerte le da sentido y consuelo a muchas personas, además de paliar el sentimiento de estar solas en el mundo, sobre todo al envejecer, explica Harold Koenig, del Centro Médico de la Universidad Duke. "Esto se hace patente en situaciones difíciles. Las creencias religiosas pueden ser un arma muy poderosa para enfrentar la adversidad".


Además, la religión fomenta la interacción y el apoyo sociales. Sin embargo, Koenig considera que no se trata sólo de recibir. "Los estudios muestran que quienes ayudan a los demás se sienten bien consigo mismos, e incluso viven más", dice. Esto, afirman los investigadores, hace que la práctica religiosa sea una fuente de mayor satisfacción que otras actividades sociales.


9. Caridad: Diversos estudios han encontrado una relación entre la felicidad y el altruismo, pero como ocurre con muchos otros rasgos de conducta, no se sabe con certeza si ser caritativos nos hace sentir bien, o si la gente feliz tiende a ser más generosa.

10. Edad: En un estudio, la psicóloga les dio radiolocalizadores a 184 personas de entre 19 y 94 años, y se comunicó con ellas cinco veces al día durante una semana; en cada ocasión les pidió que llenaran un cuestionario sobre sus emociones. Los mayores informaron de emociones positivas casi tanto como los jóvenes, con la diferencia de que los más anciamos manifestaban menos emociones negativas.


Carstensen cree que, conforme se le va agotando a uno el tiempo, la gente aprende a concentrarse en lo que la hace feliz y a soslayar lo que no:


"No sólo se dan cuenta de lo que tienen, sino de que no es eterno", dice. "Cuando se tienen 85 años, por ejemplo, despedir con un beso al esposo puede generar una respuesta emocional mucho más compleja que el mismo beso a los 20 años".

...Así pues, en resumen ser feliz pasa por...

1. VALORAR MÁS LO QUE TENEMOS

2. TENER LAS AMBICIONES JUSTAS

3. COMPARTIR NUESTRO TIEMPO CON OTROS

4. VALORARNOS POR LO QUE TENEMOS Y LO QUE SOMOS


5. PENSAR QUE NO SOMOS ETERNOS
¿Te apuntas al desafío de ser feliz?




¡¡Feliz semana a todos!!




martes, 5 de mayo de 2009

Constelaciones familiares: una terapia cientifica y revolucionaria.


Todos pertenecemos a una familia de la que heredamos no solo rasgos físicos y emocionales sino también una historia y, en consecuencia, unos compromisos (promesas, lealtades, valores, etc) de los que muchas veces no somos conscientes pero que condicionan nuestra vida y nuestra felicidad.
¿Qué ofrecen los talleres de Constelaciones familiares?
En casi todas las familias, hay ciertos hechos que tienen un profundo impacto en todos sus miembros. Estos hechos afectan profundamente a las relaciones entre padres e hijos, hermanos, parejas,... causando conflictos, depresiones y otros trastornos graves (incluidas muchas enfermedades ya que, como sabemos, el sistema emocional trabaja a todos los niveles, incluido el físico).

Los talleres de Constelaciones trabajan los sufrimientos, culpas y obligaciones que se transmiten de generación en generación, y que inconscientemente guían y limitan nuestra actuación en el plano familiar y personal condicionando nuestros logros, bienestar y felicidad.

Las Constelaciones son una oportunidad para comprender los vínculos de la red familiar e iniciar un profundo cambio en las relaciones dentro de la familia iniciando un proceso de sanación psíquica y física con resultados sorprendentes.

¿Qué resulta tan sorprendente de las Constelaciones familiares?

No solo la persona que realiza la constelación nota una mejoría en un periodo de tiempo muy breve sino que otros componentes de la familia, sin estar presentes, también se benefician de este aprendizaje y crecimiento personal que la persona realiza durante el taller.
¿Cómo es posible esto último?

El nuevo patrón aprendido e interiorizado por las personas que participan en la constelación es transmitido al resto de componentes de la familia, a través de lo que conocemos como “campos morfogenéticos”.
Estos “campos”, según el Dr Sheldrake, permiten la transmisión de información entre organismos de la misma especie y/o sistema sin mediar espacio físico. Es como si dentro de un sistema, los individuos estuviesen conectados por un vínculo que actuara instantáneamente como CANAL DE INFORMACIÓN fuera del espacio y el tiempo.
Este hecho no es algo mágico y/u esotérico: es un fenómeno constatado científicamente no solo en humanos, sino en otras especies (puedes encontrar más información en RED CIENTIFICA).
Así pues, el nuevo aprendizaje que realiza la persona durante la constelación beneficia a todos los miembros de la familia, al ser trasladado inconscientemente al resto de miembros, mejorando las relaciones a todos los niveles, comprendiendo las lealtades y compromisos disfuncionales y adecuando las cargas heredadas.

En la familia descansa el pilar más importante en nuestra felicidad.
De su armonía depende en gran medida nuestra armonía,
aunque muchas veces no seamos conscientes de ello o queramos negarlo.
Mas información sobre constelaciones familiares y talleres en: www.lasconstelaciones.com
¡Feliz semana a todos!









viernes, 24 de abril de 2009

RESPIRA: REVITALIZATE!


Respiramos una vez cada segundo, pero no somos conscientes de la importancia de este hecho.

La respiración es una de las funciones principales de los organismos vivos y el medio por el que obtenemos nuestro principal alimento: el oxigeno (O2).

“La respiración permite el metabolismo mediante el cual nuestro cuerpo extrae la energía de los alimentos que ingerimos (una vez convertidos en glucosa) a través de un complejo proceso oxidación.”

Por tanto la respiración es un mecanismo directamente involucrado con nuestros “niveles de energía”.

ATIENDE TU RESPIRACION Y MEJÓRALA: EJERCICIO DE RESPIRACIÓN PROFUNDA

Puedes realizar este ejercicio de pie o sentado, pero tu columna debe de estar muy derecha.

1. Toma consciencia de tu respiración. Sin dejar de respirar como siempre lo haces, coloca tu mano en el vientre. Nota cuando respires si tu abdomen se infla cuando inhalas o cuando exhalas.

- Si tu abdomen se infla cuando INHALAS, estás respirando de la forma adecuada.

- Si tu abdomen se infla cuando EXHALAS, corrige tu forma de respirar: deja que el aire al inhalar infle tu abdomen como si este fuese un globo. Y cuando exhales, contrae el abdomen.

Necesitas estar seguro de respirar moviendo tu estomago dentro y fuera (hacia y lejos de tu columna). Necesitas estar seguro que tus hombros estén relajados; si tus hombros se mueven arriba y abajo tu respiración es muy superficial. Una respiraron profunda bien hecha mueve hacia fuera el estomago, pecho y clavícula.

2. Respira profunda y lentamente hasta que sientas que tus pulmones están llenos: Inhala por la nariz, y exhala por la boca.

Realiza series de tres respiraciones: inhala en cuatro segundos de una forma pasiva, con el esfuerzo natural de los músculos inspiratorios. Aguanta tu respiración cuatro segundos y exhala en otros cuatro al tiempo de que tu vientre se va contrayendo, hasta que puedas sentir que tus costillas sobresalen y que ya no tienes más aire.

Quédate sin aire unos cuatro segundos y repite nuevamente.

Durante el día, cuando te sientas cansado y tenso, atiende tu forma de respirar, y cada vez que te sorprendas encorvado, enderézate, saca el pecho y respira como se indicó.

Cuando uno se encorva es señal de una mala oxigenación ya que los músculos de la columna vertebral se “pellizcan” impidiendo que la energía fluya libremente.

AUTOCONTROL Y RESPIRACIÓN

Cuando nuestro cuerpo reacciona ante determinadas situaciones, activa el mecanismo emocional y se prepara para la acción. Por ejemplo:

1. Presencia una situación que el cerebro VALORA como una INJUSTICIA

2. Siente rabia / ira (se activa el mecanismo emocional y el cuerpo se prepara para “hacer algo” por lo que aumenta la respiración y en consecuencia el ritmo cardíaco: para pasar a la acción es necesario que el cuerpo disponga de oxígeno en todas partes con rapidez.

La señal que da el cerebro a nuestro cuerpo es “NECESITAMOS ENERGÍA”!!

En la mayor parte de los casos NO PASAMOS A LA ACCIÓN por lo que nos quedamos tensos. En estos casos es conveniente respirar profundamente

En otras ocasiones nuestra respiración aumenta tanto que HIPERVENTILAMOS…
La hiperventilación se define como aquella respiración que está por encima de las necesidades de nuestro cuerpo. Es decir, es una respiración excesiva.

Cuando hiperventilamos, el equilibrio entre el O2 y el CO2 se rompe, es decir, los niveles de O2 en sangre se incrementan y los de CO2 disminuyen.

CONSECUENCIAS:

a) La falta de CO2 en la sangre es detectada por el cerebro, que de inmediato intentará poner remedio a esta situación. La mejor y más rápida manera de conseguirlo es reduciendo el impulso de respirar. Es cuando tenemos esa SENSACIÓN DE NO PODER RESPIRAR – AHOGO - me quedo sin aire…

b) Los descensos del nivel de CO2 en sangre, producen otro fenómeno en nuestro organismo: una alteración del pH de nuestra sangre. Un correcto equilibrio de estos dos gases en la sangre hace que su pH se mantenga a un nivel constante adecuado para que pueda realizar sus funciones de una manera óptima.

Si este equilibrio se rompe, la sangre se vuelve alcalina. Cuando esto ocurre, podemos experimentar una serie de sensaciones: Hormigueo; Rampas; Mareos; Sensaciones de frío o calor; Tensión muscular; Piernas débiles; Dificultades de visión; Palpitaciones; Temblores.

En los casos de HIPERVENTILACIÓN se recomienda respirar dentro de una bolsa de plástico durante un par de minutos para favorecer la inhalación del C02 que vamos expulsando y compensar así el desequilibrio recuperando la sensación de control.

BENEFICIOS DE LA RESPIRACIÓN PROFUNDA

El modo en que respiramos, influye en nuestra vitalidad y estado de ánimo.

1. Aumenta la cantidad de O2 sangre, debido a su mayor oxigenación en los pulmones. Esto favorece…:

- la eliminación de toxinas aportándonos salud, belleza y bienestar.

- Tejidos más fuertes tonificados, elásticos y vigorosos: Una adecuada oxigenación hace que las células mejoren su vitalidad y elasticidad retrasando su envejecimiento.

- Una mejor capacidad del cuerpo para digerir y asimilar los alimentos. Los órganos digestivos, como el estomago, reciben mayor cantidad de oxígeno y, por lo tanto, su funcionamiento es más eficaz. El hecho que los propios alimentos son también más oxigenados ayuda más todavía a una mejor digestión de los mismos. Además, el apetito se redúce al favorecer el metabolismo energético del cuerpo: aprovechamos más lo que comemos y nuestros propios recursos (se favorece la quema de grasa acumulada).

2. Favorece la relajación. Una respiración lenta, profunda y rítmica provoca un estímulo reflejo del sistema nervioso parasimpático que produce una reducción en los latidos del corazón y una relajación de los músculos. Además, una mayor oxigenación del cerebro tiende a estabilizar la función cerebral, reduciendo niveles excesivos de ansiedad.

¡Todo son ventajas!

Un organismo bien oxigenado se siente más ligero, piensa mejor, sus mecanismos de defensa aumentan, se vuelve resistente y animado, la postura se corrige y la columna se fortalece, se combate el estreñimiento, mejora la circulación intravenosa y la sangre arterial aumenta su velocidad hacía las extremidades mejorando la sensación de pesadez y previniendo la aparición de várices.

PRACTÍCALA!! Mientras paseas, cinco minutos antes de levantarte, al acostarte… Solo con 10 minutos al día notarás los beneficios de poner un poco de atención en algo tan importante para nuestro cuerpo.

RESPIRA – REVITALÍZATE ¡!

¡Feliz semana a todos!







miércoles, 15 de abril de 2009

Terapia hortícola: los beneficios del jardín.

Las labores de jardinería son una actividad común en muchos hospitales del mundo en los que se emplean como terapia para mejorar el estado físico y mental de los pacientes favoreciendo la recuperación de diversos de trastornos y enfermedades de tipo mental y físico.

«Cuando trabajo en el jardín me siento feliz, llena de alegría. El placer de ver crecer cosas es infinito»

A nivel personal, miles de aficionados han experimentado los beneficios del cuidado de la horticultura quizás sin saber que mientras siembran unas semillas, trasplantan un geranio o podan un almendro están desarrollando una de las artes curativas milenarias que poco a poco va ganando terreno en las ciencias de la salud.

En las últimas dos décadas, diversas investigaciones han constatado que las actividades relacionadas con las plantas elevan la autoestima, mejoran los estados depresivos, favorecen la relajación y la satisfacción personal, mejoran algunas funciones físicas motoras como la destreza manual, la flexibilidad o el equilibrio y también algunas intelectuales como la concentración, la memoria y la motivación.
Según la Asociación Americana de Terapia Hortícola, fundada en 1973, la clave de las plantas en este tipo de terapias está en sus características: «crecen, cambian, responden a los cuidados, estimulan todos nuestros sentidos: vista, tacto, olfato… y con ello estimulan una participación sin juicios que alimenta sentimientos de esperanza».

Las actividades relacionadas con la jardinería, tienen efectos especialmente destacables en personas con discapacidades físicas y mentales: ayudan a los pacientes con enfermedades graves a recuperar destrezas manuales y sociales, ganando confianza en sí mismos, ofreciendo una ilusión y mejorando en consecuencia considerablemente su calidad de vida. A través de las plantas aprenden a expresar sus sentimientos y a entablar relaciones con mayor facilidad.

En Estados Unidos, la terapia hortícola se enseña en la Universidad desde los años cincuenta, aunque la idea es mucho más antigua. El doctor Benjamin Rush (1746-1813), al que llaman padre de la psiquiatría americana, declaró en su época que «excavar la tierra con las manos tiene un efecto curativo en los enfermos mentales». Mucho antes, en 1699, Leonard Maeger, autor de El jardinero inglés, dijo que «no hay mejor forma para preservar la salud que pasar el tiempo libre en el jardín».

En 1879 se creó el primer invernadero para personas con enfermedades mentales. Fue construido por un centro psiquiátrico de Estados Unidos, ahora conocido como Friends Hospital.

Hoy, cientos de hospitales en todo el mundo utilizan las plantas como un tratamiento complementario. Los terapeutas hortícolas también trabajan en escuelas, correccionales, centros penitenciarios, jardines botánicos públicos, residencias de la tercera edad y centros de rehabilitación, diseñando programas para mejorar el estado físico y mental, adaptados a cualquier edad y condición.

En general, los programas consisten en implicar al paciente en todos los aspectos y fases de la jardinería: siembra, cuidados, recogida etc.

Según el caso, puede estar indicado el cultivo de plantas pequeñas en macetas o en cestos colgantes, más fáciles de manejar o alcanzar, o la construcción de un jardín vertical, en el caso de que el enfermo tenga que permanecer en cama.

No disponer de terreno no es una excusa… Hay infinidad de variedades de plantas que pueden cultivarse en exterior, interior, en macetas o incluso en mesas como las de la foto (las hay incluso más pequeñas y más bonitas de madera y eso!)… Está todo inventado solo es animarse! …

Si quieres empezar a experimentar los beneficios de este gratificante “hobby” este es el mes ideal para empezar a montar tu pequeña “huerta”… Si no dispones de mucho espacio, en macetas puedes plantar fresas o una pequeña tomatera cherry, o berenjenas… eso sí, necesitas un lugar muy soleado… Si no tienes mucho sol puedes poner lechugas, acelgas, espinacas o hasta sandias!!... Todo en macetas!

¿Te imaginas una ensaladita con los productos de tu huerta? Para julio tendrás todo espléndido… No es difícil. El plantel puedes comprarlo en cualquier mercadillo, en una cooperativa agraria o algún garden... Por menos de un euro puedes montar tu pequeño huerto,…

Los que os animeis, ya me contareis que tal va! Yo ya he puesto unas lechuguitas y un par de tomateras ...

Mirar este que bien se lo ha montado: VIDEO

Feliz semana a todos!!



lunes, 6 de abril de 2009

La mente no entiende de crisis...


El temor e incertidumbre que causan las dificultades económicas se pueden contrarrestar con realismo, motivación y enfoques alternativos.

Desde hace poco más de un año miles de páginas de diarios y miles de minutos de los informativos de televisión y radio tienen como protagonista a la crisis económica. Por ello es imposible no sentirse afectado, en mayor o menor medida.

Entre las miles de sensaciones que podemos experimentar, la incertidumbre se sitúa entre las que peor se toleran por ser la responsable de dudas, inseguridades, miedos y obsesiones que, a su vez, desencadenan la aparición de síntomas como el insomnio, desórdenes alimentarios, irritabilidad y somatizaciones que pueden mermar la salud física de las personas.

Evitar los síntomas de estrés que genera la exposición continuada a una situación poco previsible e insegura precisa que quienes se sienten más afectados desarrollen una mentalización realista y positiva que les impida caer en el dramatismo. Para ello, un recurso útil consiste en la elaboración de un plan de prevención, una medida que permite ganar seguridad al mismo tiempo que posibilita una disminución del miedo y el impacto psicológico negativo.

Pero aún resulta más beneficioso equilibrar el estado de ánimo a través de la asunción realista de que se tendrá que convivir durante un tiempo con la crisis económica, en lugar de preguntarse constantemente por qué ha sucedido, no dejar de lamentarse por ello, buscar a los culpables o angustiarse preguntándose cuándo va a finalizar. Estos pensamientos sólo sirven para mantener la sensación de malestar, mientras que el objetivo es generar un clima de percepción de control sobre la situación que facilite el aumento de nuestra confianza al tomar conciencia de las alternativas reales actuales si la situación se mantiene o, incluso, empeora. El resultado es una sensación de sosiego que permite sobrellevar la incertidumbre económica mientras ésta continúa.

La mente no entiende de crisis económicas, sólo reacciona con angustia a pensamientos negativos. Del mismo modo, responde con motivación a estímulos positivos.
Algunas sugerencias…:

1. Acepta la situación. El primer paso de las personas que se han visto perjudicadas de forma directa por la crisis económica es el de darse un tiempo para asimilar la situación y no tomar decisiones drásticas ni precipitadas: la rabia y la tristeza pueden llevar a adoptar soluciones erróneas.

2. Centráte en la situación personal. No conviene destinar mucho tiempo a buscar quién o qué ha provocado que la situación cambie a peor, ya que podría generar conflictos indeseados y mantendría las emociones negativas durante más tiempo.

3. Se realista. Es importante no caer en la desesperación y poner en marcha soluciones realistas. Si enfoca su mente a las alternativas posibles conseguirá pensar de forma productiva para actuar con decisión, lo que hará las funciones de antidepresivo y ansiolítico y permitirá ver más allá del problema actual.

4. Activa tu imaginación! Estructura un plan de alternativas… Busca si es necesario asesoría profesional para determinar las opciones reales con firmeza y motivación.

Si se actúa según el plan organizado de acuerdo a las prioridades de cada persona o familia, la satisfacción no tardará en aparecer y se tolerarán mejor las dificultades que surjan. La constancia y fidelidad al plan elaborado en tiempos difíciles garantiza que no se caiga en un malestar emocional que perjudique no sólo la salud sino las posibilidades de remontar la situación.

5. Percibe el problema como algo caduco: ninguna crisis económica ha sido perpetua. Forma parte de un ciclo normal que se va repitiendo y que garantiza que en un tiempo no muy lejano se recuperará el orden. à Pospon algunos proyectos.
6. Aumenta otros valores no económicos. La pérdida de lo material y económico puede abrir la puerta a lo humano. Es importante sentir que durante una situación difícil se está cerca de los demás y que se cuenta con su apoyo: se genera sentimiento de grupo y, por tanto, se hace más llevadero el problema. Además, es una forma de aumentar el nivel de energía con el que afrontar las dificultades a través de una mentalidad más positiva, alejada de sentimientos negativos.

Aunque resulte difícil encontrar la parte positiva de situaciones límite, como puede ser una crisis económica, cada persona y familia debe esforzarse por revertir ese momento dramático motivado por una situación de desempleo, de impagos... Lo más importante es no perder o recuperar la situación de control que se ha perdido. De esta manera, aumentan las posibilidades de que la tensión se mitigue o desaparezca. Para ello es determinante mantener una actitud práctica y activa y apoyarse en las personas más allegadas.
7. Dado que a la mente le sienta bien tener objetivos que cumplir a diario, es fundamental programar una agenda que incluya diferentes actividades. Si estás en paro una opción es destinar más tiempo a lo que antes no podías atender por estar demasiado ocupado, como los hijos y la familia en general, las amistades e, incluso, aquellas labores que puedan resultar placenteras, como el deporte o la lectura. También puede ser la oportunidad para realizar algún curso que permita reciclarse laboralmente y aprovechar el tiempo para encontrar un trabajo mejor del que se disponía.

…Las crisis son puentes entre épocas: no mires abajo! no mires atrás!, solo crúzalos y avanza…

¡Feliz semana a todos!

sábado, 28 de marzo de 2009

FOTO_TERAPIA: Los beneficios de la luz


La luz y los estados de ánimo: El Trastorno Afectivo Estacional (TAE)
Muchas personas se ven afectadas por un magnificado sentimiento de tristeza durante los meses de otoño - invierno. Un 6% de la población española sufre lo que conocemos como Trastorno afectivo estacional (TAE):
¿Cuáles son los síntomas?

- Cambios en el estado de ánimo. La persona puede sentirse triste o irritable la mayoría del tiempo por lo menos durante 2 semanas en una época específica del año.

- Incapacidad para disfrutar. Una persona con TAE puede perder interés en las cosas que disfruta normalmente y sentirse incapaz de disfrutar de las cosas como antes. Las personas con TAE también podrían tener la sensación de no poder completar las tareas tan bien como antes y sentirse insatisfechos o culpables. Una persona con TAE podría perder interés en los amigos y dejar de participar en actividades sociales.
- Poca energía.
- Cambios en el sueño

(aumentos de las horas de sueño y del adormecimiento diurno)
- Cambios en la alimentación.
- Dificultad para concentrarse.
- Disminución de las actividades sociales.

Todos estos síntomas aparecen al inicio del otoño o del invierno: las estaciones con los días “mas cortos” del año.

¿Cómo puede tratarse?

Hace años que la FOTO_ terapia resulta efectiva en personas que sufren el desorden afectivo estacional.

El paciente recibe una lámpara especial que emite una fuerte luz, a la que debe exponerse durante cierta cantidad de tiempo todos los días.

La exposición diaria a luz de espectro completo, es decir luz de espectro similar a la luz solar o a luz blanca (luz similar a la luz solar, pero con menos radiación ultravioleta) a través de estas lámparas es lo que se conoce como fototerapia.
El éxito de la fototerapia en el tratamiento del desorden afectivo estacional ha inspirado investigaciones para ver si también es efectiva en otros tipos de depresión. Los tratamientos que incluyen FOTO_TERAPIA mejoran con respecto a los que no lo reciben en más de un 18%.

Efectos y beneficios de la luz

La ciencia ha demostrado que la luz tiene efectos directos sobre una gran cantidad de procesos fisiológicos que incluyen la producción de determinadas hormonas y la absorción o síntesis de determinados nutrientes como la vitamina D, teniendo estos procesos repercusiones directas sobre nuestros estados de ánimo al generar a nivel psicológico, diferentes interpretaciones de nuestro bienestar físico (niveles de energía, alegría etc.).

Los centros de control del cerebro, que determinan los cambios de humor y el ritmo diario del organismo, están gobernados en parte por la luz que entra por los ojos (no por la piel) por este motivo las lámparas utilizadas en este tipo de terapia no son “cabinas de rayos uva”.

Los niveles del neurotransmisor dopamina aumentan cuando la luz golpea el fondo del ojo. Se piensa que la dopamina mejora la concentración y el estado de alerta, de modo que en los meses oscuros, cuando los niveles de dopamina bajan, se producen el letargo y la falta de energía propios del desorden afectivo estacional.

Por otro lado, en invierno, oscuro la mayor parte del día, el cuerpo produce en mayor cantidad una hormona llamada melatonina, y esto causa adormecimiento.

Según John Nash Ott, no sólo es la cantidad de luz lo que importa, sino la clase de luz a la que estamos expuestos. Según sus investigaciones, la mejor luz para mantener la salud es la luz solar o aquélla que contiene el mismo espectro lumínico que ésta.

La mayoría de las personas que trabajan en oficinas pasan la mayor parte del día en luces de tipo incandescente o fluorescente, que además de ser insuficientes, no poseen un espectro lumínico adecuado. Este tipo de luz no facilita la absorción óptima de ciertos nutrientes y en cambio contribuye a problemas tales como: cansancio, bajas en el sistema inmunológico, hostilidad, depresión, problemas de la piel o pérdida del cabello.

Estudios llevados a cabo en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos también han relacionado este tipo de luz con pérdida de fuerza y tono muscular.
Cierto nivel de exposición solar – luz natural - es necesario para la salud.

Con estos resultados vale la pena probar un poco de fototerapia. Así que:

1. Abrir las ventanas de casa para dejar entrar la luz solar.
2. Usar colores brillantes en las paredes y los muebles.
3. Sentaros cerca de las ventanas siempre que podais.
4. Tratad de hacer ejercicio o caminar fuera de la casa mientras hace sol. Si lo haceis dentro de casa hacedlo cerca de una ventana.

En la siguiente página web http://www.cet.org/ encontrareis un test para conocer si es necesario consultar a un doctor por alteraciones anímicas estacionales y más información acerca del TAE, la fototerapia, cómo elegir una caja de luz... etc

¡Feliz semana a todos!

sábado, 21 de marzo de 2009

ALIMENTACIÓN ENERGÉTICA: Una terapia revolucionaria.

¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN NATURAL Y ENERGÉTICA?

Los alimentos son organismos que estaban vivos y que tienen un campo energético que va disminuyendo hasta que se desintegra.

Esta energía sutil nutre también a nuestro campo energético.

Cuanto más fresco y natural es el alimento, mayor campo energético tiene y mayor beneficio para nuestro propio organismo.

La nutrición energética se basa en el principio de que cada alimento produce un efecto diferente en nuestro cuerpo. Utilizando los alimentos y su energía podemos alcanzar y mantener el equilibrio cuerpo-mente.

Para ello es importante incorporar alimentos más naturales en tu vida pues son una fuente de energía primordial para tu organismo.

Nadie pone en duda que una correcta alimentación es imprescindible para sentirnos sanos y vitales. Pero la dieta puede ser mucho más: puede ser un instrumento terapéutico tan eficaz como los fármacos más avanzados.

En esta línea, la medicina energética estudia cómo aplicar las propiedades de los alimentos a la prevención y curación de enfermedades.


Jorge Pérez-Calvo, especialista en medicina natural, nutrición energética y medicina oriental -además de miembro del claustro de profesores de la Universidad Ramón Llull- lleva más de veinte años asesorando a otros profesionales de la salud y a enfermos que acuden a su consulta de Barcelona sobre los aspectos energéticos de la nutrición.


Jorge Pérez nos explica que desde la óptica de la nutrición energética, los alimentos son una herramienta terapéutica de primer orden por su inmenso potencial curativo que, de forma aislada o en combinación con otras terapias, pueden constituir una auténtica revolución a la hora de aumentar nuestro nivel de energía y, por ende, potenciar nuestra salud.


Desde el punto de vista de la medicina oriental, el poder terapéutico de los alimentos está en correspondencia con nuestras características fisiológicas. Por eso debemos entender quiénes somos para aprender qué podemos comer (para este análisis la ayuda de un profesional será imprescindible).


La dietética es, desde esta perspectiva, la primera medicina de la historia del hombre. No existen recetas ni fórmulas milagrosas; el verdadero milagro es la sabiduría del cuerpo.


Según los antiguos médicos chinos, la nutrición es una comunión entre el mundo y el individuo particular.


Así, la elección de los alimentos, el orden con el que los ingerimos, las mezclas de sabores, la temperatura y el método de cocción determinan reacciones psicofisiológicas que pueden ser drenantes, tonificantes o reequilibrantes de la salud.

Los médicos chinos no atienden únicamente a las características químicas de los alimentos, también atienden a las cualidades hereditarias y adquiridas del alimento (su especie, su lugar, su método de cultivo y la influencia cosmológica y planetaria), de modo que el alimento pueda consumirse poco después de ser recolectado -con toda su frescura- y que su producción y consumo esté en relación con la estación y el lugar en el que vivimos.


El sabor y el olor de cada alimento así como su consistencia, su forma y su color permiten detectar la identidad energética del producto.

En suma, cada alimento es vehículo de energías específicas que bien utilizadas pueden restaurar el principio vital del consumidor. Creado por el cosmos, el alimento restaura en el interior de nuestro organismo ese orden cósmico del cual procede.

Que los alimentos influyen no sólo en nuestro nivel de energía sino también en las emociones, el estado mental e, incluso, en la conciencia es algo apenas considerado por la dietética occidental.

ue existe entre la c

Sin embargo hoy se sabe, por poner un ejemplo, que los alimentos con alto grado de acidez como el azúcar producen una disminución de las reservas de sales minerales y una alteración de la flora intestinal con las consiguientes dificultades en la asimilación de algunos aminoácidos necesarios en la formación de los neurotransmisores y cuyo desequilibrio puede provocar, por ejemplo, dispersión mental, dificultad para concentrarse, cansancio general y decaimiento.


Como se sabe también que el azúcar blanco y otros azúcares monosacáridos como la miel - e, incluso, la ingesta de demasiadas frutas- pueden alterar el nivel de glucosa en sangre ocasionando hiperglucemia (lo mismo que su falta provoca hipoglucemia relativa), condicionando el estado de ánimo. Se ha probado también la relación existente entre el azúcar y la hiperactividad infantil así como entre el consumo habitual de cafeína y la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio. Los ejemplos son muchos y se conocen en la medicina oriental desde hace milenios.


En principio, cualquier alimento puede afectar a nuestra situación anímica aunque por lo general no somos conscientes de esa relación causa-efecto.


Existen algunos ejemplos muy obvios entre los que podríamos citar la ingesta de alcohol y su potencial desinhibidor de las tensiones y las emociones estancadas, o del chocolate, que también suaviza la insatisfacción de las emociones reprimidas. Y no olvidemos el consumo excesivo de azúcar, que aumenta nuestra predisposición a la depresión y la dispersión. Para comprobarlo basta beber un vaso de agua con azúcar cuando se encuentra uno realizando un trabajo intelectual -sea leer, escribir o estudiar- y observar que el rendimiento decae notablemente.


Considerando estas reflexiones, hoy que empezamos la primavera os invito a haceros el firme propósito de COMER MEJOR siguiendo algunas premisas:


1. Más CALIDAD que CANTIDAD


2. Buscando productos frescos de temporada,

mejor locales que importados (habrán “sufrido” menos).


3. Observando y agradeciendo aquello que nos disponemos a ingerir como paso previo a su ingesta: degustandonos con la vista, el olfato...

(esto aumentará nuestra consonancia energética con los alimentos que nos disponemos a incorporar como parte de nosotros: recuerda que los alimentos son energía).


4. Masticando lentamente, saboreando cada bocado y concentrándonos en el proceso al que estamos llevando a nuestro cuerpo.


5. Todo placer tiene un prinicipio y un fin: es importante no atiborrarnos.

Seguro que tanto clímax nos hace despertar el deseo de “querer mas!”, pero nuestro cuerpo no merece trabajar horas extras y después tener que rendir al máximo!


Al finalizar agradecete el momento de satisfacción y espera hasta la próxima comida.

OBSERVA - SABOREA – AGRADECE


¡Son solo un par de minutos antes y despues de cada comida nos harán sentirnos mucho mejor! El tiempo no es una excusa y si la es, piensa el que puedes llegar a perder en médicos!


¡Feliz semana a todos!