Mi foto
Palau Solità i Plegamans, Barcelona, Spain
Licenciada en Psicologia (UAB, 2002). Máster en Comunicación Empresarial (2.008). Terapeuta en EMDR, PNL y Psicologia Sistémica Familiar. Facilitadora de Constelaciones Familiares, Terapeuta en Flores de Bach, Técnica Metamórfica y Kinegenealogía.

sábado, 28 de marzo de 2009

FOTO_TERAPIA: Los beneficios de la luz


La luz y los estados de ánimo: El Trastorno Afectivo Estacional (TAE)
Muchas personas se ven afectadas por un magnificado sentimiento de tristeza durante los meses de otoño - invierno. Un 6% de la población española sufre lo que conocemos como Trastorno afectivo estacional (TAE):
¿Cuáles son los síntomas?

- Cambios en el estado de ánimo. La persona puede sentirse triste o irritable la mayoría del tiempo por lo menos durante 2 semanas en una época específica del año.

- Incapacidad para disfrutar. Una persona con TAE puede perder interés en las cosas que disfruta normalmente y sentirse incapaz de disfrutar de las cosas como antes. Las personas con TAE también podrían tener la sensación de no poder completar las tareas tan bien como antes y sentirse insatisfechos o culpables. Una persona con TAE podría perder interés en los amigos y dejar de participar en actividades sociales.
- Poca energía.
- Cambios en el sueño

(aumentos de las horas de sueño y del adormecimiento diurno)
- Cambios en la alimentación.
- Dificultad para concentrarse.
- Disminución de las actividades sociales.

Todos estos síntomas aparecen al inicio del otoño o del invierno: las estaciones con los días “mas cortos” del año.

¿Cómo puede tratarse?

Hace años que la FOTO_ terapia resulta efectiva en personas que sufren el desorden afectivo estacional.

El paciente recibe una lámpara especial que emite una fuerte luz, a la que debe exponerse durante cierta cantidad de tiempo todos los días.

La exposición diaria a luz de espectro completo, es decir luz de espectro similar a la luz solar o a luz blanca (luz similar a la luz solar, pero con menos radiación ultravioleta) a través de estas lámparas es lo que se conoce como fototerapia.
El éxito de la fototerapia en el tratamiento del desorden afectivo estacional ha inspirado investigaciones para ver si también es efectiva en otros tipos de depresión. Los tratamientos que incluyen FOTO_TERAPIA mejoran con respecto a los que no lo reciben en más de un 18%.

Efectos y beneficios de la luz

La ciencia ha demostrado que la luz tiene efectos directos sobre una gran cantidad de procesos fisiológicos que incluyen la producción de determinadas hormonas y la absorción o síntesis de determinados nutrientes como la vitamina D, teniendo estos procesos repercusiones directas sobre nuestros estados de ánimo al generar a nivel psicológico, diferentes interpretaciones de nuestro bienestar físico (niveles de energía, alegría etc.).

Los centros de control del cerebro, que determinan los cambios de humor y el ritmo diario del organismo, están gobernados en parte por la luz que entra por los ojos (no por la piel) por este motivo las lámparas utilizadas en este tipo de terapia no son “cabinas de rayos uva”.

Los niveles del neurotransmisor dopamina aumentan cuando la luz golpea el fondo del ojo. Se piensa que la dopamina mejora la concentración y el estado de alerta, de modo que en los meses oscuros, cuando los niveles de dopamina bajan, se producen el letargo y la falta de energía propios del desorden afectivo estacional.

Por otro lado, en invierno, oscuro la mayor parte del día, el cuerpo produce en mayor cantidad una hormona llamada melatonina, y esto causa adormecimiento.

Según John Nash Ott, no sólo es la cantidad de luz lo que importa, sino la clase de luz a la que estamos expuestos. Según sus investigaciones, la mejor luz para mantener la salud es la luz solar o aquélla que contiene el mismo espectro lumínico que ésta.

La mayoría de las personas que trabajan en oficinas pasan la mayor parte del día en luces de tipo incandescente o fluorescente, que además de ser insuficientes, no poseen un espectro lumínico adecuado. Este tipo de luz no facilita la absorción óptima de ciertos nutrientes y en cambio contribuye a problemas tales como: cansancio, bajas en el sistema inmunológico, hostilidad, depresión, problemas de la piel o pérdida del cabello.

Estudios llevados a cabo en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos también han relacionado este tipo de luz con pérdida de fuerza y tono muscular.
Cierto nivel de exposición solar – luz natural - es necesario para la salud.

Con estos resultados vale la pena probar un poco de fototerapia. Así que:

1. Abrir las ventanas de casa para dejar entrar la luz solar.
2. Usar colores brillantes en las paredes y los muebles.
3. Sentaros cerca de las ventanas siempre que podais.
4. Tratad de hacer ejercicio o caminar fuera de la casa mientras hace sol. Si lo haceis dentro de casa hacedlo cerca de una ventana.

En la siguiente página web http://www.cet.org/ encontrareis un test para conocer si es necesario consultar a un doctor por alteraciones anímicas estacionales y más información acerca del TAE, la fototerapia, cómo elegir una caja de luz... etc

¡Feliz semana a todos!

sábado, 21 de marzo de 2009

ALIMENTACIÓN ENERGÉTICA: Una terapia revolucionaria.

¿QUÉ ES LA ALIMENTACIÓN NATURAL Y ENERGÉTICA?

Los alimentos son organismos que estaban vivos y que tienen un campo energético que va disminuyendo hasta que se desintegra.

Esta energía sutil nutre también a nuestro campo energético.

Cuanto más fresco y natural es el alimento, mayor campo energético tiene y mayor beneficio para nuestro propio organismo.

La nutrición energética se basa en el principio de que cada alimento produce un efecto diferente en nuestro cuerpo. Utilizando los alimentos y su energía podemos alcanzar y mantener el equilibrio cuerpo-mente.

Para ello es importante incorporar alimentos más naturales en tu vida pues son una fuente de energía primordial para tu organismo.

Nadie pone en duda que una correcta alimentación es imprescindible para sentirnos sanos y vitales. Pero la dieta puede ser mucho más: puede ser un instrumento terapéutico tan eficaz como los fármacos más avanzados.

En esta línea, la medicina energética estudia cómo aplicar las propiedades de los alimentos a la prevención y curación de enfermedades.


Jorge Pérez-Calvo, especialista en medicina natural, nutrición energética y medicina oriental -además de miembro del claustro de profesores de la Universidad Ramón Llull- lleva más de veinte años asesorando a otros profesionales de la salud y a enfermos que acuden a su consulta de Barcelona sobre los aspectos energéticos de la nutrición.


Jorge Pérez nos explica que desde la óptica de la nutrición energética, los alimentos son una herramienta terapéutica de primer orden por su inmenso potencial curativo que, de forma aislada o en combinación con otras terapias, pueden constituir una auténtica revolución a la hora de aumentar nuestro nivel de energía y, por ende, potenciar nuestra salud.


Desde el punto de vista de la medicina oriental, el poder terapéutico de los alimentos está en correspondencia con nuestras características fisiológicas. Por eso debemos entender quiénes somos para aprender qué podemos comer (para este análisis la ayuda de un profesional será imprescindible).


La dietética es, desde esta perspectiva, la primera medicina de la historia del hombre. No existen recetas ni fórmulas milagrosas; el verdadero milagro es la sabiduría del cuerpo.


Según los antiguos médicos chinos, la nutrición es una comunión entre el mundo y el individuo particular.


Así, la elección de los alimentos, el orden con el que los ingerimos, las mezclas de sabores, la temperatura y el método de cocción determinan reacciones psicofisiológicas que pueden ser drenantes, tonificantes o reequilibrantes de la salud.

Los médicos chinos no atienden únicamente a las características químicas de los alimentos, también atienden a las cualidades hereditarias y adquiridas del alimento (su especie, su lugar, su método de cultivo y la influencia cosmológica y planetaria), de modo que el alimento pueda consumirse poco después de ser recolectado -con toda su frescura- y que su producción y consumo esté en relación con la estación y el lugar en el que vivimos.


El sabor y el olor de cada alimento así como su consistencia, su forma y su color permiten detectar la identidad energética del producto.

En suma, cada alimento es vehículo de energías específicas que bien utilizadas pueden restaurar el principio vital del consumidor. Creado por el cosmos, el alimento restaura en el interior de nuestro organismo ese orden cósmico del cual procede.

Que los alimentos influyen no sólo en nuestro nivel de energía sino también en las emociones, el estado mental e, incluso, en la conciencia es algo apenas considerado por la dietética occidental.

ue existe entre la c

Sin embargo hoy se sabe, por poner un ejemplo, que los alimentos con alto grado de acidez como el azúcar producen una disminución de las reservas de sales minerales y una alteración de la flora intestinal con las consiguientes dificultades en la asimilación de algunos aminoácidos necesarios en la formación de los neurotransmisores y cuyo desequilibrio puede provocar, por ejemplo, dispersión mental, dificultad para concentrarse, cansancio general y decaimiento.


Como se sabe también que el azúcar blanco y otros azúcares monosacáridos como la miel - e, incluso, la ingesta de demasiadas frutas- pueden alterar el nivel de glucosa en sangre ocasionando hiperglucemia (lo mismo que su falta provoca hipoglucemia relativa), condicionando el estado de ánimo. Se ha probado también la relación existente entre el azúcar y la hiperactividad infantil así como entre el consumo habitual de cafeína y la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio. Los ejemplos son muchos y se conocen en la medicina oriental desde hace milenios.


En principio, cualquier alimento puede afectar a nuestra situación anímica aunque por lo general no somos conscientes de esa relación causa-efecto.


Existen algunos ejemplos muy obvios entre los que podríamos citar la ingesta de alcohol y su potencial desinhibidor de las tensiones y las emociones estancadas, o del chocolate, que también suaviza la insatisfacción de las emociones reprimidas. Y no olvidemos el consumo excesivo de azúcar, que aumenta nuestra predisposición a la depresión y la dispersión. Para comprobarlo basta beber un vaso de agua con azúcar cuando se encuentra uno realizando un trabajo intelectual -sea leer, escribir o estudiar- y observar que el rendimiento decae notablemente.


Considerando estas reflexiones, hoy que empezamos la primavera os invito a haceros el firme propósito de COMER MEJOR siguiendo algunas premisas:


1. Más CALIDAD que CANTIDAD


2. Buscando productos frescos de temporada,

mejor locales que importados (habrán “sufrido” menos).


3. Observando y agradeciendo aquello que nos disponemos a ingerir como paso previo a su ingesta: degustandonos con la vista, el olfato...

(esto aumentará nuestra consonancia energética con los alimentos que nos disponemos a incorporar como parte de nosotros: recuerda que los alimentos son energía).


4. Masticando lentamente, saboreando cada bocado y concentrándonos en el proceso al que estamos llevando a nuestro cuerpo.


5. Todo placer tiene un prinicipio y un fin: es importante no atiborrarnos.

Seguro que tanto clímax nos hace despertar el deseo de “querer mas!”, pero nuestro cuerpo no merece trabajar horas extras y después tener que rendir al máximo!


Al finalizar agradecete el momento de satisfacción y espera hasta la próxima comida.

OBSERVA - SABOREA – AGRADECE


¡Son solo un par de minutos antes y despues de cada comida nos harán sentirnos mucho mejor! El tiempo no es una excusa y si la es, piensa el que puedes llegar a perder en médicos!


¡Feliz semana a todos!

sábado, 14 de marzo de 2009

EL PODER DEL AGRADECIMIENTO.


Existe una palabra que cuando se dice, tiene un impresionante poder, una palabra que, cuando sale de tus labios o tu corazón, es causa de alegría y felicidad, dejando fluir un agradable bienestar:

'GRACIAS'

Si más no, el agradecimiento es mucho más que una de esas “caricias” que a todos nos gusta recibir.

¿Que es el agradecimiento?

Según el diccionario es un “sentimiento y/o muestra de gratitud por algo recibido
(un beneficio obtenido)”.

Cualquier sentimiento, implica una o varias emociones previas, es decir, una serie de sensaciones conscientes que se manifiestan en todos nuestros niveles de procesamiento: físico, psicológico y social.

Cuando nos sentimos agradecidos, experimentamos una inexplicable sensación de bienestar y plenitud interna (a nivel físico),

nos mostramos positivos y optimistas (a nivel psicológico desarrollamos pensamientos, valoraciones positivas) y en este estado estamos en predisposición de intercambiar esa vorágine energética con nuestro entorno (a nivel social):


sonreímos más, nos mostramos más atentos, más amables, más cariñosos… experimentamos un irresistible deseo de compartir con los demás toda esa “felicidad” experimentada.

Este bienestar resultante no es algo nuevo, desde siempre las diferentes religiones del mundo nos han invitado a través de la oración a AGRADECER y A VIVIR EN AGRADECIMIENTO.

Vivir en agradecimiento va más allá del simple hecho de agradecer lo que otros seres humanos nos facilitan, vivir en agradecimiento implica “ser consciente del momento presente y mostrar gratitud por todas aquellas cosas que tenemos y sin las que no podríamos existir”, implica observar y admirar cuanto nos rodea y damos por hecho que tiene que ser/estar así:

…El aire que respiramos, el sol que nos ilumina cada día, los alimentos que tomamos…

Un proverbio vietnamita dice:

“Cuando comas fruta piensa en la persona que plantó el árbol”

¡PRACTICA LA GRATITUD!

A continuación te damos algunas ideas para practicar la gratitud y disfrutar de ese maravilloso sentimiento de positividad y satisfacción:

1. Un artículo de gratitud

Haz el propósito de traer contigo un pequeño artículo que represente gratitud, puede ser una piedra, un cristal o cualquier otro objeto que tenga algún significado para tí, traélo contigo en tu bolsa. Durante el día, cada vez que metas la mano en tu bolsa para tomar dinero o llaves, te servirá como un recordatorio para detenerte y pensar en algo por lo que tengas que estar agradecido-, una excelente forma de aumentar tu consciencia de todo lo que tienes para apreciar en tu vida.


2. Repasa tu día

Cada noche, antes de ir a dormir, toma unos minutos para repasar tu día. Toma consciencia de cuantas cosas buenas han pasado y recuerda apreciar aún los retos a los que te haz tenido que enfrentar. Selecciona 5 cosas, o personas o situaciones de las que te sientes más agradecido. Puede ser la calidez del sol en tu cara, una brisa húmeda, una palabra amable, un amigo o simplemente sentirse bien sobre algo que hayas logrado ese día. Puede ser la forma en que manejaste una situación en particular que en el pasado te causaba conflicto. Cualquier cosa por la que estés agradecido. Mientras las escribes en tu diario, siente la gratitud y la apreciación. Da gracias.

3. Tu Diario de Agradecimiento

Comienza a crear un diario de Agradecimiento y Apreciación. Esta es una herramienta necesaria e invaluable para el desarrollo de tu crecimiento y conciencia. Lo que escribas no debe ser muy extenso, basta con sólo una simple lista de las cosas por las cuales estás agradecido en este día en particular. Es un lugar donde escribes el honor de apreciar todo lo bueno que tienes en tu vida.

Tómate un tiempo para contemplar y escribir en tu Diario de Agradecimiento cada día.

Comenzarás a darte cuenta de un cambio en la percepción de los eventos que te pasan todos los días. Te harás más consciente de las cosas positivas que te pasan diariamente. Tu enfoque cambiará, tu energía cambiará y estarás en predisposición de compartir esa felicidad con otros, de contagiársela…
" De todas las actitudes que podemos obtener, seguramente la más importante es la gratitud, y por mucho la que más transforma tu vida” - Zig Ziglar
Esta semana os recomiendo el libro: EL SECRETO: El libro de la gratitud, de Rhonda Byrne, es simplemente un diario con una introducción acerca del poder del agradecimiento respecto a la ley de la atracción por ser este un sentimiento que genera una alta frecuencia energética.

¡Feliz semana a todos!

viernes, 6 de marzo de 2009

MUJERES AL MANDO ( 8 de marzo: Día Internacional de la mujer)


En la década de los noventa se marcó el inicio de una nueva era:

la que condujo a las mujeres al liderazgo.

Hoy en día la participación de las mujeres en el mundo de los negocios es notable, abriéndose camino en actividades que tradicionalmente correspondían al sexo masculino y alcanzado posiciones laborales inimaginables en el pasado.

Sin embargo, existen aún bastantes factores limitantes para su desarrollo profesional, como la falta de modelos a seguir, la desigualdad salarial y la aún prevaleciente discriminación.
Mucho se ha discutido sobre la posible diferencia entre el liderazgo por género y existen opiniones confrontadas al respecto. Se habla de:

Modelo MASCULINO de liderazgo

ESTILO OPERATIVO : Competitivo
ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL : Jerárquica
OBJETIVO BÁSICO : Triunfar
ESTILO DE SOLUCIÓN DE PROBLEMAS : Racional
CARACTERÍSTICAS CLAVES : Control detallado - Estrategia operativa –
Actitud no emocional - Razonamiento analítico

Modelo FEMENINO de liderazgo

ESTILO OPERATIVO : Cooperativo
ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL : Equipo
OBJETIVO BÁSICO : Calidad
ESTILO DE SOLUCIÓN DE PROBLEMAS : Intuitivo/racional
CARACTERÍSTICAS CLAVES : Menor control, Empatía, Cooperación, Altos estándares de realización.

En un estudio efectuado en El Centro de Investigación sobre Valores (The Center of Values Research de Dallas Texas, en Estados Unidos, consideran que las mujeres que ocupan altos puestos responden mejor al perfil de “líder existencial”, es decir, líderes que pueden conciliar los intereses financieros con los personales, que se concentran en los fines y en los medios para lograr las metas, que con eficientes, excelentes en la comunicación, que se inspiran en la realidad.

Es probable que este cuestionamiento sobre género tenga bases sólidas afirmando diferencias entre el liderazgo del género masculino y femenino, pero, debemos tener en cuenta que cada mujer como cada hombre, tiene su propio estilo personal y para ambos casos lo importante es la manera en que se visualiza al equipo, la sensibilidad con que desarrolla el potencial humano y el don de comunicación que permite facilitar los objetivos de la empresa dándole seguridad al trabajador al conocer sus objetivos individuales y sus funciones específicas.

Si bien existen características íntimamente ligadas al género no debemos caer en una lucha de modalidad sexista y sí, ampliar el antiguo modelo de gestión con las habilidades de la inteligencia emocional.

Aún así el debate está servido:
¿Mejores líderes las mujeres o los hombres?
¿Esta la sociedad preparada para que “gobiernen” mujeres o aún se las percibe como un modelo “débil” de liderazgo?

Para aquellos que profundizar más sobre el tema “liderazgo y diferencias de género” os recomiendo el libro: "LA MUJER LIDER".

"La mujer líder" profundiza en las claves del liderazgo femenino en la gestión empresarial, con casos reales de mujeres empresarias que ejercen con gran éxito sus habilidades: sentido y sensibilidad; escucha y empatía; alegría y atención; conciliaicón y flexibilidad; capacidad de trabajo y humanismo; optimismo y superación; intuición e ingenio. Según su autora, gerente de Euotalent y experta en el desarrollo de proyectos de consultoría estratégica para destacadas organizaciones “Todo un ejemplo de gestión, metodología y liderazgo que ha resultado exitoso y que añade un elemento diferencial respecto a la tradicional -y a menudo caduca- gestión masculina”.El libro trata sobre las cualidades específicas de la mujer en la gestión directiva, una realidad cada vez más presente en las empresas y en la sociedad en general.